domingo, 20 de octubre de 2013

Hola a todos:

Me complace presentaros mi página de escritor y espero que os guste. Antes de proceder a colocar información acerca de las fases de mi trabajo con respecto a la saga Crónicas Imperiales, me gustaría hacer hincapié en la que posiblemente es la obra que marcó un punto de inflexión en mi camino como escritor.



Hijos de la Gran Catástrofe nos presenta las aventuras de Desmond, «Dez», Carter en su periplo por alcanzar la ciudad de Johannesburgo en Sudáfrica, la única urbe que no ha sufrido los devastadores efectos de la conocida como «Gran Catástrofe». Os iré presentando poco a poco datos acerca de sus personajes, citas y también facilitaré detalles con respecto a su historia.

Personajes

Desmond, «Dez», Carter: Protagonista principal de Hijos de la Gran Catástrofe. Al contrario que los «seres humanos genéticamente superiores», no posee poderes especiales; sin embargo, su habilidad en el combate, tanto con armas de fuego como con su inseparable cuchillo de supervivencia, le hace destacar como uno de los personajes más peligrosos. Es una de las pocas personas que saben leer en la época en la que se desarrolla la historia y uno de sus objetivos principales es poder acceder a todos los libros que le son posibles. A pesar de las reservas iniciales de Eugene, él se muestra bastante colaborativo con el grupo de Lindsay desde el primero momento. Su verdadero talón de aquiles parece ser la «droga amarilla». La adicción que sufre hace que le resulte imposible alejarse de Eugene, al depender de él para poder acceder a sus dosis.
Eugene Smith: Compañero de viaje de Dez y genio en todo tipo de trabajos manuales y técnicos. Asimismo, es un especialista consagrado en el terreno de la medicina. Tales son sus conocimientos en este campo, que incluso es capaz de elaborar complicadas aleaciones químicas sintéticas. Una de ellas es la conocida como «droga amarilla» con la que obliga a Dez a seguirle allá donde vaya. El pasado que le une a otro de los protagonistas de la historia, Kaiser, sorprenderá a más de un lector.

Lindsay Presley: Lindsay es otro de los conocidos como «seres humanos genéticamente superiores» y en no pocas ocasiones también deja patente que es el ser más poderoso del planeta. Junto al grupo que lidera, intenta llegar a Johannesburgo al verlo como un lugar en el que podrían asentarse de forma definitiva. Por fortuna o por desgracia, parece desconocer la realidad de la urbe. Siente un interés especial hacia Dez y se sentirá atraída por aquel desde el primer momento. No obstante, a pesar de todo el poder que alberga en su interior, su juventud hace que no medite ciertas decisiones y que se deje influenciar demasiado por otras personas.

Afrodita Morrison: La mejor amiga de Lindsay y uno de los personajes con el pasado más oscuro. Imprudente y temeraria, desconfía de inmediato de las intenciones de Dez y mantiene una relación de amor-odio, basada también en encuentros eróticos esporádicos, con Eugene.
Vincent, el Benevolente: Uno de los conocidos como «seres humanos genéticamente superiores». La mayor ambición de Vincent es reconstruir Johannesburgo para convertir esta ciudad en lo que antaño fue. Junto a su protegido, Forrest, intenta también hacerse con el control de la urbe y no dudará en lanzar a su gente contra cualquiera que pueda amenazar su posición predominante.

Kaiser: Conocido líder que ha levantado una cuantiosa comunidad alrededor de su persona en las cercanías de Johannesburgo. Al contrario que muchos de los personajes que aparecen en el libro, no teme a los «seres humanos genéticamente superiores» y dice haber eliminado a más de uno en el pasado. Su odio por Eugene será uno de los ejes centrales alrededor de los que gira la trama, aunque también está unido a Dez por las vivencias que han compartido juntos. En cierto modo, su régimen recuerda al poder concentrado en una persona de los emperadores romanos, sin caer en la divinización de éstos, y destaca por ser altamente violento.

Terminología

Gran Catástrofe: Desastre nuclear dado por una reacción en cadena provocada por un incidente en una central de fricción de átomos y que acaba por extenderse por todo el mundo. A pesar del tiempo transcurrido desde aquel fatídico hecho, que ha dejado prácticamente despoblada la superficie del planeta Tierra y que ha provocado mutaciones fatales en los animales, sus efectos siguen bien presentes en el momento del desarrollo de la trama.

Seres humanos genéticamente superiores: Mientras las personas «normales» padecen los efectos negativos de la radiación nuclear, con consecuencias fatales en muchos casos, este selecto grupo de individuos se vuelve más fuerte con ella. Esto se explica debido a que experimentan una reacción celular que les lleva a obtener poderes extraordinarios, tales como una fuerza sobrenatural o una regeneración acelerada de tejidos cuando sufren daños físicos. Aunque sus extraordinarias dotes les ofrecen la posibilidad de unirse entre ellos para dirigir juntos el mundo post-apocalíptico en el que se desarrolla Hijos de la Gran Catástrofe, son propensos a enfrentarse entre ellos para acaparar el mayor poder posible.

Citas

"Las malas hierbas le arrebatan toda su belleza a un jardín. Además, les roban a las flores nutrientes de la tierra y las utilizan para su propio crecimiento. Eso es lo que tenemos que evitar. << (...) >> Tenemos que tener cuidado de arrancar a estos parásitos de raíz o no habrá servido de nada. Si no lo hacemos bien, volverán a crecer." - Vincent, el Benevolente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario